15 enero 2016

vinagre de manzana, 2° parte




se vuoi leggerlo in Italy icon




Si, meses atrás, he despertado vuestra curiosidad y han emprendido con migo la aventura de preparar el vinagre de manzana, les recuerdo que hemos llegado al momento de tener que filtrar nuestra preparación. 

Para hacerlo tenemos que equipararnos de un colador bastante grande pero con agujeros pequeños, de un paño blanco limpio de algodón o de lino y de otro recipiente donde transvasar el vinagre.

Habrán notado, en los meses precedentes, que sobre la superficie se había formado como una pátina gelatinosa. Esta no es otra cosa que la "madre del vinagre" y es la demostración que la fermentación se ha producido correctamente.
Habrán notado también que, comparándola a la cantidad inicial, ha habido una grande evaporación del agua debido también pero al volumen que ocupaban las manzanas.
  











Extraemos la "madre" junto a los pedazos de todas las manzanas. Filtramos el vinagre con el auxilio del colador sobre el cual habremos colocado el paño algodón o de lino, verán que el paño se irá llenando como de un puré hecho por las mismas manzanas que habrá que tirarlo también.
Volcamos  el vinagre filtrado en otro recipiente más pequeño, también esto lo iremos a cubrir con un paño limpio y lo dejaremos descansar por otra semana siempre en el mismo lugar donde lo hemos tenido hasta ahora.



Después de esta semana tendremos que probarlo para ver si la acidez y el gusto sean justos, de manera contraria esperaremos otra semana, antes de filtrarlo por última vez, embotellarlo y cerrarlo herméticamente.
Ahora hemos alcanzado el final del proyecto y ... 
finalmente podremos gustar nuestro vinagre!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario