10 junio 2018

arrollado de espinacas y ricota con salsa de tomate salsa blanca gratinado al horno

la identica ricetta in Italy icon

Cada variedad de pasta rellena, condimentada y cocida en el horno es óptima.... pero esta es EXQUISITA!!!
Este primer plato, normalmente, viene condimentado solamente con manteca derretida y salvia.
Personalmente he querido enriquecerlo otro poquito, para que sea aún más sabroso; tanto que he preparado dos (como pueden ver en la foto) porqué muy bien sabía que se lo iban a comer todo, y así fue!!! No me han dado el tiempo de hacer la foto del plato final....!!!

Los ingredientes que nos sirven son:

harina 200 gr; huevos 2 ; espinacas 300 gr. ya limpios y hervidos; ricota 250 gr; queso rallado 100 gr; bechamelpuré de tomates; diente de ajo 1; albahaca fresca 4-5 hojas; manteca; aceite de oliva; nuez moscada; sal.
Se puede sustituir las espinacas con la acelga.

Preparamos la masa poniendo la harina en la mesada formando una fuente, al centro pondremos los dos huevos, los batimos con una pizca de sal fina e, incorporando la harina un poco a la vez, iremos a trabajar con las manos hasta obtener un bollo liso que dejaremos descansar por unos 10 minutos. Extendemos la masa en una lámina sutil, dándole una forma rectangular, recortándola de la medida de unos 30 x 50 cm.


Entretanto preparamos una salsa muy sencilla con aceite de oliva, un diente de ajo y la passata de tomates, que haremos cocinar por unos 20 minutos, agregando al final una pizca de sal y la albahaca fresca.

En el interín habremos picado las espinacas ya hervidas y bien escurridas, quitándoles el agua y las dejaremos cocinar, en una sartén con aceite de oliva, un pedacito de manteca y una pizca de sal, por algunos minutos. Apagamos el fuego y agregamos la ricota bien aplastada, 3-4 cucharadas de queso rallado y una ralladita de nuez moscada. Amalgamamos bien todo y, una vez enfriado, distribuimos por encima de la masa dejando espacio vacío todo al rededor de los bordes.


Enrollamos la masa en si misma bien apretada, para luego envolver el rotolo en un lienzo blanco que ataremos con hilo de algodón, iniciando por una extremidad hasta llegar a la otra.
Ponemos a hervir el agua en un recipiente largo y sumergimos el rollo que haremos cocinar a fuego medio-bajo por 40 minutos.

   

A este punto quitamos muy delicadamente el rollo (cuidando que no se rompa), lo quitamos del lienzo dejándolo enfriar antes de cortarlo en rodajas de 1 cm de espesor.


Disponemos las rodajas alineadas en una fuente para horno, en la cual anteriormente habremos puesto algunas cucharadas de salsa. Cubrimos con más salsa de tomate, con bechamel, con pedacitos de manteca y abundante queso rallado.
  

Llevamos al horno por algunos minutos para que se gratine la superficie y......

BUON APPETITO A TUTTI!!!!

2 comentarios:

  1. Adri que rica se ve ésta receta! Voy a probar otra varíante, con el calabacín! Después te contaré! ;) Mary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary estoy super curiosa!!! Has probado a hacerlo? Que tal, como saliò? Un beso grande

      Eliminar