20 marzo 2018

sagne e fagioli - pasta con porotos




En los días fríos de invierno, y no solo, en las cocinas abruzzeses no falta nunca este plato tradicional que calienta y nutre también el alma.
Es un sabor y un aroma que llegan desde lejos, de tiempos pasados; donde las abuelas han transmitido y enseñado, a todas las generaciones, su preparación.
Hoy nosotros, sagne y porotos, lo hemos hecho más liviano, diría mi marido "más dietético", quitando las cortezas de cerdo que a este plato  lo hacían muy sustancioso y nutritivo. Aunque porqué no nos olvidemos que en ese entonces la comida era poca y que les servía aquella energía para desenvolver los labores pesados, no solo en el campo sino también en casa. No tenían absolutamente necesidad de tener que ir al gimnasio para eliminar las calorías ingeridas... más bien, todo lo contrario!!!



Les digo cuales ingredientes nos sirven para la preparación "light":

harina 200 gr; agua 100 ml; porotos cranberry 250 gr; tomates en pedazos 200 gr y puré de tomate 200 gr; zanahoria 1; apio 2 tallos; cebolla 2; aceite de oliva; sal.
Para la versión tradicional habrá que agregar 70 gr de cortezas de cerdo o en alternativa panceta o jamón crudo en pedacitos.


La noche antes de la preparación, pondremos en remojo los porotos cranberry (o frijoles o como los llamen según la nación.)
El día siguiente escurrimos los porotos y los ponemos en una cacerola con otra agua limpia, un tallo de apio, una cebolla y la zanahoria. Hacemos cocinar, a fuego bajo, por unas 2 horas, la cocción depende también de la calidad de los porotos, controlen que estén blandos,  pero no recocidos! Agreguen la sal solo una vez que estén cocidos, esto sirve para que los porotos no se endurezcan.

Mientras tanto preparamos las sagne con 200 gr de harina, una pizca de sal fina y unos 100 ml de agua fría.
Trabajamos la masa y dejamos descansar por 30 minutos antes de extender las láminas, que luego cortaremos dándoles la clásica forma de "sagne"

Ahora nos ocupamos de preparare la salsa de tomate:
Picamos la cebolla y el apio (personalmente no le agrego una zanahoria, creo que le dea un sabor demasiado dulce; libres de hacerlo!), dejamos sofreír y agregamos el tomate. Dejamos cocinar por media hora, más o menos, para luego agregar los porotos con una buena parte del agua de cocción dejando cocinar aún por otros 10 minutos.


Si quieren probar la versión tradicional deberán hacer hervir las cortezas de cerdo por unos 5 minutos. Las escurren y aún tibias las raspan y las cortan en pedacitos pequeños. Las agregan al sofrito de cebolla y apio y prosiguen como ya dicho.
En este caso no es más indicado para lo veganos!!!



Entre tanto hacemos cocinar las sagne en abundante agua salada, las escurrimos conservando parte del agua de cocción y las volcamos en la cacerola con la salsa y los porotos. Mezclamos para que se amalgame bien todo dejando saborear todavía por pocos.
El resultado de la preparación debe ser caldoso, si fuese necesario agreguen algún cucharón del agua de cocción de la pasta, sirvan bien caliente ( aunque si entibiadas son exquisitas!!!)  y....

BUON APPETITO A TUTTI!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario