28 agosto 2015

pimientos paesanelli, como enhilarlos y hacerlos secar

se vuoi leggerlo in Italy icon

Nosotros que estamos en el hemisferio norte preparémonos, en los primeros días de septiembre con la Luna menguante, a recoger nuestras últimas hortalizas para conservar. Si consultamos el método biodinámico los días perfectos son el 2 , el 3, el 21 y el 22.
Entre las varias hortalizas no nos olvidemos de recoger los pimientos paesanello di Altino, que teniendo una piel muy sutil son indicadísimos para ser secados y conservados en esta manera por todo el invierno y también más allá.
Estos vienen confeccionados en sartas y puesto a desecar al sol, teniendo mucho cuidado de evitar que tomen humedad, en caso contrario corren el riesgo que se enmohezcan.



Si se están preguntando como hacer les digo enseguida que es una operación muy, pero muy simple; será suficiente equiparse de hilo un poco grueso, de una aguja y de una silla cómoda donde sentarse!.

La prima sagacidad en haber es aquella de dejar los pecíolos a los pimentones porqué será por medio de ellos que los ataremos.
Una vez que hemos enhebrado la aguja pincharemos, con ella, la base del pecíolo que es la parte más grande que sustentará el peso de cada pimiento colgado.
Repetimos la operación por cada pimiento hasta que se forme una fila no demasiado larga.
Corten el hilo y hagan un nudo consistente a cada extremidad y comiencen a armar otra corona...hasta cuando no habrán terminado de ensartar todos los pimentones.


Ahora será el sol que hará todo lo demás: cuelguen las coronas en una zona protegida de la humedad, único enemigo de la desecación que arriesga de formar mohos adentro de los pimientos. El tiempo de exposición varia mucho según las condiciones climáticas, se pueden necesitar más o menos días, la única cosa importante es llegar al resultado final: deben estar secos!
Una vez que se ha obtenido el objetivo se pueden conservar en bolsas de algodón por más de un año siempre y cuando logren resistir en comerlos!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario