12 marzo 2014

Trabajos primaveriles

se vuoi leggerlo in Italy icon
Días atrás, en el aire, flotaba ese perfume misto a flores y a una vida vegetal que renace; ese aroma que viaje en medio de la brisa primaveral y que te inunda de proyectos; de nuevos labores por hacer; de organizaciones; de sembrar y ver nacer, llena de ganas y energías.
Pero marzo continua con sus locuras y de nuevo las montañas se han cubierto de nieve y el aire se ha vuelto penetrante. Pero no molesta, al contrario, quizás te hace sentir más en sincronía con los trabajos que aún se deben terminar, de manera que pueda comenzar, a la grande, una nueva etapa para los olivos.

Último tratamiento de abono orgánico para dar nutrición a las plantas. 
La lluvia que ha hecho en toda la semana pasada, ha sido un perfecto regalo para que comenzara, lentamente, a disolverse.

Y entre una tormenta y otra, cuando el viento alejaba las nubes, y después de haber terminado de podar, hay que tronchar las ramas, separando el follaje de lo que será la leña para el invierno que viene.


Roncola  -  Hocino 
En los primeros tiempos que llegué aquí, todo trabajo parecía pesado pero, de un modo u otro, a la fin le encontré siempre la vuelta para lograr hacerlo......pero la primera vez que usé la "roncola" (puede que se diga "HOCINO"?), después de un par de tentativos, uno de los cuales casi me cortaba media pierna, la tiré en el pasto y juré que nunca jamás volvería a utilizarla. Han tenido que pasar más de 14 años antes que intentara nuevamente.
Mientras saco las fotos y miro mi marido que la utiliza, parece así tan fácil de maniobrar: no se imaginan como rebota si el golpe que se le da, no es ese justo.

Y mientras mi marido sigue trabajando, yo admiro el trigo que está creciendo, pero para esta historia faltan muchos meses........




No hay comentarios.:

Publicar un comentario